singular blog
No te pierdas la cara B de nuestros proyectos
AHORA ME VES. AHORA NO ME VES.

Érase una vez un evento efímero, con una vida tan breve como el suspiro que se oye en el equipo de producción cada vez que, en la reunión de planificación del lunes, entra un brief de este tipo.

Para todo hijo de vecino pasarse semanas creando el material para una pop-up store que va a durar 4 días es un tormento emocional, por lo inevitable de querer que nuestro legado y nuestro trabajo perdure en el tiempo. A nosotros, por el contrario, nos encanta la adrenalina que nos da un brief así. Será que nos va el rollo. ¡Y eso que es lunes!

Las pop-up stores surgieron en 2003 en EEUU como nuevo modelo de comercialización de la mano de la marca Target en Rockefeller Center, y llegaron a nuestro país para quedarse. Sencillamente, porque sabemos que lo efímero despierta el interés. “Solo del 2 al 5 de mayo” y tú ya estás mirando el calendario para ver si vas a poder ir, aunque sepas de sobras que ese finde es la comunión de tu prima. Lo que te mueve es la exclusividad de lo que allí se venderá y pasará. “Si no vienes te lo pierdes” es una provocación en toda regla.

Es como los carteles de “No Tocar” que los leemos y solo pensamos en tocarlo #tolrato.

Y es que se trata de combinar creatividad y diseño para crear emociones, sorprender e impactar, hasta ahí la teoría. Pero luego viene la práctica, y es que hay que cumplir con las expectativas de los consumidores sobre su experiencia de compra en un espacio de marca siempre innovador e impactante, a la vez que cómodo para comprar, acompañado por acciones promocionales en constante evolución. Y hacerlo con éxito, año tras año, que no es fácil.

Luego, montamos, controlamos y desmontamos y el lunes cuando ya ha acabado todo y ya estamos recogiendo los últimos vinilos y carteles, el cliente se acerca y nos dice: “A la gente le ha encantado, cada año os superáis.”
Y tú sonríes y a pesar de ser lunes, respondes: “¿Para cuándo el próximo?”