singular blog
No te pierdas la cara B de nuestros proyectos
Y LA INFOGRAFÍA EN LA DE TODOS

Érase una vez un cliente complejo. Una de esas corporaciones científicas que realmente crean e investigan para ayudar a la humanidad. Ellos, acostumbrados a trabajar con cifras y memorándums eternos (allí todos leían unas 1000 páginas de información al día mientras nosotros en la agencia consumíamos Netflix por un tubo) no sabían cómo dar a conocer de forma amena su trabajo.

Nosotros ni cortos ni perezosos, nos pusimos las gafas “del cerca”, pusimos toda su documentación encima de la mesa y empezamos a trabajar. El plan estaba claro:

  • Seleccionamos y remarcamos los datos importantes.
  • Los dotamos de un sentido propio.
  • Priorizamos y jerarquizamos.
  • Y por último, creamos un diseño personalizado para ellos.

Teníamos frente a nosotros la infografía perfecta. La Top Model de los datos. Era guapa, lista y simpática. Nada podía fallar.

Pero cuando nos disponíamos a presentar al equipo de MK, nos llamaron y nos dijeron: Chicos el director general estará presente en la reunión y solo le encajan las líneas y líneas de texto infinito. Espera de vosotros un dossier corporativo lo más extenso posible.

Así que en el taxi ya de camino a cliente, nos pusimos a listar las ventajas irrefutables del poder de la infografía. Partiendo de la base que el 90% de la información transmitida al cerebro es visual y que las imágenes se procesan 60.000 veces más rápido en el cerebro que el texto, una infografía…

  1. Se lee rápido y hace que nuestro cerebro procese mejor la información. Entender una infografía no quita tanto tiempo como entender un texto y garantiza la comprensión de los datos más complicados, debido a la velocidad con la que absorbemos la información visual.
  2. Hace que los procesos complejos sean fáciles de comprender ya que utiliza ilustraciones, iconos, gráficos, diagramas o títulos.
  3. Está demostrado que también son más fáciles de recordar que un simple texto.
  4. Se adapta perfectamente a cualquier forma y diseño de visualización. Podemos utilizarlas tanto en medios tradicionales, como en digitales y así se adaptan a la perfección a los nuevos medios y a los dispositivos que usamos para consumir información.
  5. Es apetecible de compartir y más atractiva, por tanto son perfectas para RRSS ya que al igual que estas, son dinámicas, de ritmo rápido y muy visuales.
  6. Favorece el reconocimiento de marca, si se sigue una misma línea y un mismo estilo, son muy efectivas para sumar a nuestra estrategia de branding.
  7. Incrementa el tráfico web, si la infografía es de calidad y está vinculada a nuestra web.

Con estos argumento no podíamos fallar. Y así fue, no fallamos.

Cuando salimos de allí, sonrientes y orgullosos de haber llegado a la solución de comunicación que contentaba al equipo de Mk, al director general y al futuro consumidor de aquella información, nos fuimos para celebrarlo cada uno en su casa y la infografía… en la de todos.